top of page
Buscar

Quick juego de mesa

Actualizado: 19 ene

Reseña de: Quick

Introducción:


Todas las ciudades están llenas de gente que viaja a diferetnes destinos. Como taxista, debes encontrar la mejor ruta para llegar en el menor tiempo, ¡tienes que prestar atención a la carretera! Si conoces las carreteras secundarias, serás el mejor taxista y el primero en cobrar la paga diaria, ¡por muy aventurera que sea la carretera!




DESCRIPCIÓN

A PARTIR DE 6 AÑOS

6 JUGADORES

DURACIÓN: 30 MINUTOS

TAMAÑO: CAJA: 21X21 CM

TABLERO: 40X40 CM

TAXI: 21X12X8 MM


CONTENIDO

1 TABLERO DE JUEGO, 6 TAXIS

50 CARTAS DE LOCALIZACIÓN

36 CARTAS DE PASAJERO, 24 CARTAS DE SUERTE

90 NOTAS



OBJETIVO


Objetivo: Eres un taxista y tu trabajo consiste en transportar pasajeros. Los recoges en un punto de la ciudad y los llevas a su destino. Cobras una tarifa en función de la distancia recorrida. Normalmente los clientes te dan una propina y además durante el viaje puedes tener un poco de buena o mala suerte. El primer jugador que consigue 30 ushkas (USH), que es la moneda de la ciudad, gana la partida.



Cómo jugar:


Desarrollo: El responsable de las cartas descubre tres cartas de localización y las coloca bocarriba junto al tablero. El símbolo en la esquina superior de la carta (fig. 2) ayuda a encontrar el lugar donde los primeros clientes están esperando un taxi. Empieza el jugador más joven. Por turnos, cada jugador elegirá una carta de localización, preferentemente la que muestre el lugar más cercano a su taxi en el tablero.


Atención: la localización exacta está indicada por el punto rojo junto al edificio.




Cuando un jugador coge una carta de localización, la coloca frente a sí con la mitad más clara en la parte superior. El responsable de las cartas descubre una nueva carta para que el siguiente jugador también pueda elegir entre tres cartas (siempre tiene que haber disponibles tres cartas de localización bocarriba). Cuando todos los jugadores han elegido la carta que indica la localización de su primer cliente, la partida comienza. Empieza el jugador más joven. Por turnos, los jugadores conducen su taxi hasta el lugar donde les espera el cliente. En un turno, un taxi puede cruzar un solo paso de peatones y tendrá que detenerse antes de cruzar un segundo paso de peatones. En ese momento, pasa el turno al siguiente jugador. Varios taxis pueden detenerse en el mismo espacio. Cuando el taxi de un jugador llega hasta su cliente, el responsable de las cartas le entrega al jugador tres cartas: • Una carta de pasajero: muestra el cliente que transportará el taxi y la propina que recibirá el jugador. • Una carta de localización: muestra el destino del cliente. El jugador la coloca frente a sí, junto a la carta de origen, pero con la mitad oscura en la parte de arriba. De esa forma no habrá confusión entre origen y destino. • Una carta de suerte: (ver imagen de arriba) muestra las sorpresas que te encontrarás durante tu viaje. Así, el jugador tendrá cuatro cartas que conservará hasta el final de su viaje. Termina su turno y comienza el del siguiente jugador.



Llegar al destino: Cuando un taxista llega a su destino, tiene que calcular su tarifa. No importa el camino que haya seguido el taxi, la tarifa se calcula contando los cuadrados que hay entre el origen y el destino en horizontal y vertical (¡nunca en diagonal!). Por cada cuadrado, la tarifa aumenta en 1 ushka (fig. 1). Tras calcular la tarifa, se suma o se resta el importe correspondiente por la carta de suerte y, por último, se suma la propina del cliente.



Final: Cuando un jugador consigue 30 ushkas (o más) se termina la ronda, de forma que todos los jugadores jueguen el mismo número de turnos.



OPINIÓN


Las piezas son de buena calidad, cartón grueso, los carritos son de madera y los billetes de papel grueso. Las ilustraciones no decepcionan y es entretenido ver los detalles de la ciudad.


Es en un juego sencillo, familiar, el reto está en la observación, primero porque hay que buscar los cuadrantes en los que se divide el tablero y luego porque la ciudad es una especie de laberinto y hay que encontrar la ruta más libre para no estarse deteniendo a cada rato en los pasos peatonales.


Otra parte divertida son las tarjetas de pasajeros, ya que hay una variedad de personajes divertidos, por ejemplo, una momia, una bailarina, un borracho que van a lugares raros, la momia va a un restaurante, el borracho al zoo, la bailarina al palacio de gobierno. Cuando nosotros lo jugamos esto nos dio pie para hacer pequeñas historias de por qué esta persona iría a ese lugar, por ejemplo, que la bailarina que va a la corte es porque es jueza de día y bailarina de noche, lo que nos sacó muchas risas.


Es un juego ligero, para abrir mesa, apto para los que inician con los juegos de mesa modernos y para niños.



41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page